Cómo ahorrar tiempo cuando viajas

Cuando salimos de viaje intentamos aprovechar el tiempo al máximo. Si viajamos por placer con la intención de hacer turismo, queremos visitar todos los puntos de interés posibles a lo largo del día, y exprimir cada hora de nuestra estancia. Cuando el viaje es por trabajo, el ahorro de tiempo se hace aún más apremiante, porque solemos tener una agenda apretada llena de compromisos ineludibles que no podemos dejar atrás. No podemos añadirle horas al día, pero sí podemos estirarlas un poco para conseguir encajar nuestra planificación diaria de forma un poco más holgada, y evitar contratiempos que nos trastoquen los planes. A continuación te explicamos algunos tips para ahorrar tiempo cuando viajas y aprovechar al máximo el día sin perder ni un minuto. 

Hacer el check-in online para ahorrar tiempo cuando viajas

La mayoría de las compañías ofrecen la opción de hacer el check in de forma online. Gracias a esto podemos llevar la tarjeta de embarque en el móvil, donde se incorpora un código QR que se valida en los lectores habilitados en el propio aeropuerto. Podemos hacer el check in online  a través de la web o la app de la aerolínea, siguiendo las indicaciones que se nos van dando en el proceso. Es una manera de ahorrar mucho tiempo en el paso por el aeropuerto, antes de tomar nuestro vuelo. 

Evitar estacionar en el aeropuerto

Dejar el coche en el aeropuerto requiere un tiempo extra y además resulta bastante costoso. En los aeropuertos más grandes, es muy posible que tengamos que dejar el coche en un garaje alejado, algo más económico, y después tomar un transporte shuttle hasta nuestra terminal. Si además somos personas con muchas ocupaciones o si hemos programado el viaje a última hora, todo este proceso podría llevarnos a perder el vuelo. La mejor idea es contratar un servicio de transporte privado que nos recoja en casa a la hora acordada y nos deje justo en la puerta de la terminal. Lo mismo se puede hacer en el lugar de destino para que un chófer nos espere en la puerta de llegadas y nos conduzca al hotel o al lugar donde nos vamos a alojar durante el viaje.

Evitar la temporada alta

Otra manera de ahorrar tiempo es investigar cuales son la temporada alta y baja de nuestro lugar de destino. En temporada baja, los precios son más baratos, pero además, nos libraremos de aglomeraciones, largas colas, atascos fuera de horas punta, y la incomodidad de tener que movernos entre multitud de turistas. Es cierto que la temporada alta suele caracterizarse por un clima más agradable para viajar, pero en ocasiones, y dependiendo de nuestro plan de viaje, merece la pena evitarla. En el caso concreto de Barcelona, el otoño es una bonita época con temperaturas aún templadas, bellos colores y suficientes horas de luz.

Vigilar las comidas

Aunque en ciudades como Barcelona no suele darse ningún problema, en los viajes internacionales a determinados países es bastante frecuente contraer lo que se conoce como “gripe intestinal”. Se da hasta en un 40% de los turistas y se debe a los cambios de medioambiente y microorganismos de otras regiones. Por lo general, no revisten gravedad pero pueden dejarnos en cama un par de días, con lo que, al malestar de la enfermedad, se unirá el de la pérdida de tiempo que supone. Vigilar lo que comemos (nada de alimentos crudos ni puestos callejeros, agua siempre embotellada, etc.) puede evitarnos una gastroenteritis. Pero si aún así ocurre, es recomendable llevar un pequeño botiquín con los medicamentos que nos haya recetado el médico antes de salir. 

Planificar con antelación para ahorrar tiempo cuando viajas

Aunque seamos más partidarios de la improvisación que de la planificación, es muy recomendable trazar una ruta de los lugares que queremos visitar en cuanto lleguemos al destino. Es importante anotar direcciones, y horarios de apertura y cierre para evitar sorpresas fastidiosas, así como tener un plan más o menos exacto y ordenado de lo que queremos hacer en el día. 

Descargar apps para móvil

El mundo de las aplicaciones móviles es casi infinito y existen muchas que nos pueden facilitar los viajes de una manera sorprendente.  Hay apps específicas para viajeros que nos permiten gestionar reservas de alojamiento o nos muestran mapas offline, directorios de restaurantes, calendarios de eventos culturales o traductores. Gracias a la tecnología podemos ahorrar un montón de tiempo. 

Contratar nuestro propio medio de transporte para ahorrar tiempo cuando viajas

Sea cual sea nuestro tipo de viaje, disponer de un coche privado con chófer es una opción que puede marcar la diferencia y hacer que la estancia sea más cómoda y más completa. Los conductores profesionales, como los que conforman el equipo de Golden Group, conocen a la perfección la ciudad por la que se mueven y no hay posibilidad de pérdidas o de retrasos. Además, nos llevarán por los mejores atajos para evitar atascos de hora punta. Se incluye un servicio puerta a puerta, algo que supone un gran ahorro de tiempo cuando queremos trasladarnos a hacer compras por el centro, visitar museos, etc. 

Si vas a viajar y quieres reservar un coche con conductor privado, puedes hacerlo a través de nuestra web, telefónicamente o acudiendo a nuestras oficinas.